SIRIMIRI – UN LIBRO DE ARACELI COBOS REINA

Como soy una persona que además de en el destino cree en las casualidades hoy les cuento una pequeña historia, por si alguien pasa por aquí. Es la historia de un libro titulado Sirimiri ambientado en los llamados años de plomo del País Vasco. Desde hace un año, va de editorial en editorial intentando que alguien se fije en ella. Y en la novela si se han fijado, incluso editoriales como Planeta, pero yo soy una escritora novel y mi nombre no tiene peso suficiente para que tenga la suerte de ser publicada . Por eso, desde mi blog, les presento una novela diferente, una historia que merece la pena ser contada y transmitida, porque a diferencia de otras novelas que ya se han publicado sobre este tema, por cierto, de una gran calidad todas, la mía tiene algo especial y diferente, está contada desde la mirada de una niña. Nadie suele tener en cuenta a los niños cuando se viven situaciones de este calado, a pocos les interesa lo que piensan o cómo miran desde sus ojos la realidad, en este caso tan dura como cotidiana en aquel momento convulso. Se les intenta proteger y darle a todo un halo de normalidad que, por supuesto no existe. Pero los niños, los adolescentes, viven las cosas a su manera y por eso inventé a este personaje, a Ana, que va creciendo con la novela y a través de su vida vamos viajando por aquellos años a una Euskadi donde no existía sólo el dolor y la angustia, también mucha alegría y mucha prosperidad. ¿Alguien quiere esta historia? Soy consciente de que cada libro que aparezca de aquí en adelante sobre los años de plomo puede ser considerado de oportunista. Tengo coartada. Mi coartada es que hace muchos años que está escrito y mi amigo José María Plaza, escritor y periodista, afortunadamente, lo dejó plasmado en su blog Lo que se mueve, en el diario El Mundo.

 

 

 

 

 

Resumen de Sirimiri

Ana es una niña que reside en la Margen Izquierda del río Nervión, una zona industrial de Vizcaya, en un antiguo valle minero. Cuando comienza la historia, en los años 80, Ana es sólo una chiquilla ajena a todo lo que sucede a su alrededor: el terrorismo de ETA, los estragos que la heroína está causando entre los jóvenes, la reconversión industrial, la crisis económica… Intenta entenderlo todo con una dulce inocencia. Vive junto a sus padres y hermano en un gran edificio de un barrio obrero, donde las historias de sus vecinos, de las familias que allí conviven, le tocan muy de cerca. Un día todo cambiará cuando Ana, jugando por los descampados del barrio, encuentra una libreta. Sólo sabe a quién pertenece. Es de Richi, un chico del barrio que anda metido en líos extraños. Pero,… ¿qué contiene esa libreta? Parece que nada especial: nombres, direcciones, …, Años más tarde podrá averiguarlo, cuando ya, convertida en una mujer y en una conocida periodista que comienza a despuntar, se tope, de nuevo, con el propietario de aquella libreta y se desgrane, en un solo y mágico encuentro, todo el misterio, todo el dolor y toda la angustia de una sociedad que ha vivido con miedo y desesperación esos años de plomo que azotaron a los vascos y a toda España. Pero hasta que todo eso sucede, Ana vive la historia de su vida intensamente como cualquier otra niña, junto a sus vecinos, su familia y sus amigos, disfrutando, sufriendo, enamorándose, estudiando, y viendo el sirimiri caer.