POR FIN UN MENSAJE PARA ASMA ASAD. PODRÍAN SER TUS HIJOS

Yo soy una de esas mujeres que cree en que las mujeres pueden, si quieren, tener mucho poder. Pueden cambiar el rumbo de las cosas, el curso de los acontecimientos, y, de hecho, se ha demostrado a lo largo de la historia que es así, tanto para bien como para mal.La mujer tiene armas desconocidas para el hombre, tiene una sutileza brutal, tanto para bien como para mal.
Hoy, un diario de tirada nacional, publicaba, después de un año de conflicto en Siria, donde más de 9.000 personas han perdido la vida, la siguiente noticia encabezada por este titular:
Mensaje de “mujer a mujer” para Asma Asad: “Detén a tu marido”.
Las esposas de los embajadores de Naciones Unidas en Reino Unido y Alemania han promovido una campaña online para pedir en nombre de las mujeres de todo el mundo, a Asma Asad, la esposa de Bachar Asad, mandatario sirio, que se involucre en el conflicto y que, como yo entiendo, de un toque de atención a su marido ¡YA! porque ya es demasiado tarde pero no lo suficientemente tarde para acabar con esta horrible situación.
“Algunas mujeres pretenden no tener elección y otras simplemente actúan. ¿Qué ha pasado contigo?, se le pregunta a la esposa del dictador en el video.
El video muestra el sufrimiento de madres y niños. Un sufrimiento inexplicable. Ella es madre. ¿Ella? ¿Qué es lo que le pasa por la cabeza cuando ve a todos estos inocentes muertos? ¿Qué papel juegan los niños en un conflicto armado? Ninguno, ver su suerte venir, eso es todo, desgraciadamente. Por eso, este video me parece sublime.
“Cada niño tiene un nombre y una familia. Y sus vidas nunca volverán a ser las mismas. Mientras tú besas a tus hijos para darles las buenas noches, otras mujeres encontraran vacío el sitio a su lado. Y esos niños podrían ser los tuyos. De hecho, lo son. Detén a tu marido y a sus seguidores.”
Deténlos, por favor. Usa tu poder, usa tu fuerza, aléjate del dolor. No entiendo como alguien puede vivir así. Ya no importa tu belleza, ni tus trajes de alta costura, ni tu paso por la Universidad, ni tus buenas fotografías, ni tus discursos vacíos. Los pueblos del mundo nunca se fijaran en eso sólo en tu crueldad ¡qué pena! Sólo serás una mujer más, una de tantas, pero con una particularidad, una mujer cruel. “Yo soy el verdadero dictador”, has escrito en alguno de tus correos electrónicos, pues yo te digo de nuevo ¡qué pena! ¡Qué pena querer ser un dictador pudiendo ser una mujer que lucha por la paz.
Gracias por esta iniciativa a las mujeres Sheila Lyall Grant, esposa del embajador británico en Naciones Unidas, y a Huberta von Voss-Wittig, esposa del embajador de Alemania en la ONU.
El video ya ha sido visto por unas 30.000 personas en Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Araceli Cobos Reina .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Araceli Cobos Reina.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.