NARRACIONES EXTRAORDINARIAS. EDGAR ALLAN POE

edgar-alan-po-660x220

Fortunato sabe de vinos, de amontillados, sobre todo. Su amigo lo sabe. Sabe que Fortunato no puede resistirse a saborear un buen amontillado. Y de fondo, el Carnaval y un disfraz de bufón y un gorro cónico de cascabeles. Y después de un gran paseo por las bodegas de los sótanos…quizás… una desagradable sorpresa.
“Un agravio queda sin reparación cuando su justo castigo alcanza también al vengador. E igualmente queda sin reparar cuando el vengador deja de mostrarse como tal o quien lo ha agraviado”.
¿De quién hablo? ¿A quién merece la pena abrir hoy? Hoy y siempre al genial Edgar Allan Poe y sus “Narraciones extraordinarias”. El relato con el que empiezo el post de hoy se titula “El barril de amontillado”. Es uno de mis favoritos, pero hay tantos…y todos sublimes.
Que pasa después de la sorpresa….
“Me acerqué a la pared y repliqué a los alaridos del que chillaba. Les hice eco, los acompañé, los superé en volumen y fuerza. Esto es lo que hice y el que gritaba acabó por callarse.”
Me encanta esa primera persona que utiliza Poe. Te sumerge en la primera frase en el mundo especial que sólo el ha podido crear hasta la fecha, un mundo de miedos y sutilezas que te hacen mirar detrás de ti, por si acaso. Me ha pasado. Confieso que la primera vez que leí “El enterramiento prematuro” tuve que mirar para atrás. Tenía 17 años pero se que ahora, con 35, me va a volver a ocurrir cuando lo vuelva a leer y eso es porque Poe es un genio.
El dijo una vez: “Mi vida no ha sido más que capricho, ilusión, pasión, deseo de soledad, desprecio del presente, anhelo del porvenir…” Quizás todo eso dio como resultado este gran libro y todos sus otros trabajos igualmente excepcionales.
Por ejemplo, ¿hay mejor inicio para un relato que éste? “Debo confesar que soy nervioso, muy, muy nervioso, tremendamente nervioso; lo he sido siempre y lo sigo siendo.”
Es el inicio del relato titulado “El corazón delator”. Este hombre nervioso no soporta el ojo del viejo, un ojo “azul pálido con una catarata en él.” Quiere matarle. No soporta más ese ojo. Pero su locura unido al latido de un corazón le darán su peor sorpresa.
“Luego volví a colocar las tablas con tanta habilidad que ningún ojo humano, ni siquiera el suyo, hubiese podido descubrir anormalidad alguna. Nada había que lavar, ninguna mancha, ni huellas de sangre en absoluto. Había sido yo demasiado precavido para eso. Todo había ido a parar a la bañera…ja, ja,..”
No puedo hablar de todos los relatos fascinantes que componen este libro: El retrato ovalado, Morella, El pozo y el péndulo, El enterramiento prematuro,… Sólo les invito a leerlos. Disfrutarán como nunca.
Les dejo con “El gato negro”.
¿Son los gatos negros, como se cuenta, brujas disfrazadas?
“Desde mi infancia me hice notar por la docilidad y dulzura de mi carácter. Tan manifiesta era la ternura de mi corazón que me convertí en objeto de burla de mis compañeros. Sentía una pasión especial por los animales y, gracias a la complacencia de mis padres, poseía diversidad de “pets”. Con ellos pasaba la mayor parte del tiempo y nunca me sentía tan feliz como cuando les daba de comer o los acariciaba.”
El gato negro era su preferido, pero….su carácter cambió debido al alcohol.
“Una mañana, a sangre fría, pasé un nudo corredizo alrededor de su cuello (…)al hacerlo así estaba cometiendo un pecado, un pecado mortal que ponía en peligro mi alma imperecedera pues la colocaba, si tal cosa es posible, más allá del alcance de la infinita misericordia (…)
Y ya saben, si quieren mirar para atrás les espera “El enterramiento prematuro”. Que ustedes disfruten al genio de Boston nacido en 1809. Nadie fue a su entierro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Araceli Cobos Reina .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Araceli Cobos Reina.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.